Recent Posts

sábado, 16 de marzo de 2013

Tropezarse no es caer

Hace varios meses crei que seria maravilloso registrar mi proceso de perdida de peso, era lo unico que queria, estaba aburrida, bastante sola y deprimida y necesitaba sostenerme a algo, animarme con algo que me desafiara. Tonta fui al pensar que el asunto seria màs mecanico que espiritual, que no cambiarìa mas nada que mi cuerpo y mis actividades. Jamás pense que realmente pudiese llegar a inspirar a nadie ¿quién querrìa leer quejas de una gorda triste?

Pero a medida que mis hábitos fueron cambiando también fue cambiando la imagen de mi misma, de los demás, cuando me perdonaba haber sido floja un dìa y no hacer ejercicio o tomarmem esas cervezas, después me encontraba perdonándome por errores personales, se ha unido todo.

Quiero, amo mi cuerpo y me di cuenta que mi cuerpo era parte de mi, siempre habia estado alli, desde las alegrías y tristezas de mi niñez, cuando me gradué del colegio, en cada abrazo que daba y recibia, alli estaban mis brazos, mi barriga mis piernas acompañandome, y yo ignorándolas, siempre ignorando mi cuerpo, estaba muy ocupada tratando de llenar rajaduras emocionales y no me daba cuenta que todo eso se exteriorizaba.

Durante muchos años, fallidamente, intente equilibrar de adentro hacia afuera, pero introduciendo malos elementos, malos pensamientos, justificando debilidades con desiciones que juraba eran a propósito. Luego decidí cambiar, comenzar a cambiar de afuera hacia adentro y no sabría describir con presición lo bien que me ha resultado. Pienso en positivo, mentalmente le doy amor a mi cuerpo, soy gentil con el, lo lleno de alimentos que se que lo fortalecen y el me retribulle todo ese cariño en paz mental, puedo escucharlo, ya no somos entes separados. Soy una persona en busca del equilibrio pleno.

Comparto todo esto, todo esto que viene desde mi sinceridad y mis ganas emocionadas de ayudar a quienes estan pasando por esto porque les digo que la vida puede llegar a ser tan maravillosa como pensamos, la tristeza no es eterna. A vos que me lees te digo que te mereces estar mejor, esta es tu vida, hay muchas vias de buscar la paz, la felicidad, el amor, y creo que, miestras la marea trae y se lleva cosas de tu vida, controla y ama lo que tienes, tu cuerpo, eso que sera tuyo hasta que tus ojos no vuelvan a abrirse, cuidalo, sonreile y hacele bien, el sabra como retribuirte.

No dejes que un dia malo, una persona, ese algo que te hace agua los ojos o te hace de un puño la mano te ciegue y no te deje quererte como te mereces; anteriormente lo he dicho y lo repito, cuando nada funciona, come bien, sali a correr, ejercitate, eso a lo mejor es lo mejor que pudo haberte pasado en todo el día y fue para tu bien, fue ese granito de arena que pusiste en tu castillo.

No puedo evitar sentir un poco de pena de mi ultimo post, pero no me excusaré ni justificaré, hay dias buenos y dias malos y he decidido ser completamente honesta con quien decida leerme y acompañarme en este proceso. No te desamines, no penses en el tiempo que tomará, al contrario, alegrate de todos los dias que son todas las oportunidades de cuidarte y hacerte bien.

Se amable con vos. Querete. Yo estoy aqui para acompañarte.
Diana.

3 comentarios:

Magalí Gomez dijo...

Es impresionante como a veces algunas palabras pueden ayudarte a abrir los ojos y reflexionar sobre donde estas parada y en que dirección estás caminando.
El año pasado cuando decidí comenzar a bajar de peso fue duro para mi porque de verdad me excusaba en el lema "Me gusta ser gorda, no molestes". Eso era algo que le repetía a mi madre cada vez que empezaba a molestarme con que tenía que bajar de peso y todo el tiempo me decía gorda esto, gorda aquello. Y sé que lo decía como una forma de agresión verbal, lo cual era mas doloroso para mi porque es mi madre se supone que debía darme consuelo no tristeza y amargura.
Cuando descubrí tu blog las cosas cambiaron, todo era diferente porque había alguien en la otra punta de latinoamérica que pasaba por el mismo problema del peso que yo. Y por primera vez no me sentí sola en la lucha de bajar de peso.
Pero a veces cuando no tienes fuerzas y nadie que te apoye dandote ánimos y brindandote un elogio sincero el camino se hace mas empedregoso y espinoso.
Ahora finalmente después de muchos meses de tira y afloje con esto de aprender a cuidar y amar mi cuerpo comencé sinceramente.
He aprendido a que cada cosa que le doy debe ser buena y en ello también están los pensamientos. Antes decía que "amaba ser gorda" pero comprendí que no era así, esa era la excusa para cubrirme de mi descuido, si me repetía eso una y otra vez no tendría que en realidad estaba lastimando mi cuerpo, lo estaba dejando de lado como si no fuera una parte de mi.
Hoy doy gracia spor tus palabras y honestidad, porque a veces verse reflejada en otra persona y saber por lo que esta está pasando te ayuda a descubrir que no estas sola, que hay alguien allí entre los millones de personas que entiende por lo que estas pasando y aún desde lejo y sin conocerte te da ese apoyo y palabras de ánimo que necesitas.
Gracias Diana por compartir todo esto con nosotros, por esos videos que veo para darme ánimo y por esa honestidad que me ayud a pararme frente al espejo y perdonarme por mis errores y aprender de ellos para así amarme cada día un poquito más.
Muchos cariños y abrazos desde Argentina.
Magali ♥

Elianni dijo...

Hola Diana :) Esta mañana dejé abierto este post en la compu y mi mamá lo leyó... Creo que quiere adoptarte lol!!!

Un abrazo y adelante, ahí vamos!!!!

ale;dulce dijo...

eres una gran inspiradora Diana :) a mi tambien me inspiraste en este proceso, creo que yo empeze en la misma fecha que tu mas o menos, y leerte y sentir que no estas sola pasando por esto, me hizo bien, me hace bien...

y claro... hay días malos, pero no dejemos que eso nos tumbe!

Estas experiencias no son faciles, pero meditando y manteniendo la calma podemos salir pa'lante :)

BESOS

Publicar un comentario